Día de Muertos

Woman with skeleton make upCon raíces en tradiciones prehispánica, el día de muertos (noviembre 1 y 2 ) ha sido mezclado con costumbres cristianas y es una festividad importante a lo largo de latino América. Los detalles de cómo celebrar esta festividad varia de país en país, de región en región e incluso de pueblo en pueblo. En muchos lugares del sur de México, el día de muertos es la celebración más importante y colorida del año.

 

En Oaxaca, México, esta festividad es tanto para recordar como para celebrar. La fecha es reservada para recordar a aquellos que han fallecido como para pasar tiempo con los que aun están aquí. La fiesta honra las vidas de los que se han ido y es un recordatorio a la vida para disfrutar el tiempo que tenemos.

 

grave with flower petals

En los pueblos al rededor de la ciudad de Oaxaca, las familias van al panteón a limpiar y decorar las tumbas de sus seres queridos. Ahí, dan la bienvenida a las ánimas que tienen el permiso de regresar para visitar y celebrar con los vivos, pero solo una vez al año por 24 horas.

 

Como invitados de honor, las animas son acompañadas del cementerio de regreso a sus hogares donde los altares con sus velas encendidas, cubiertos de flores están arreglados para su llegada. Hechos de tres pisos representando el cielo, la tierra y el inframundo los altares están cargados con pan (pan de muertos), chocolate, mezcal, refresco, nueces, fruta entre otras comidas favoritas y bebidas especiales pues los espíritus están sedientos del largo camino desde el otro mundo. Junto a las provisiones, hay fotos, cigarros, cartas (póker) u otros objetos que eran favoritos de los difuntos.

 

alter with flowersA lo largo del día y hasta bien entrada la noche, primos, ahijados, tías, tíos y otros miembros de la familia se visitan, añaden más flores y comida al altar, luego se quedan para reír y compartir historias. Las familias comen y beben juntos, comparten nueces, fruta, tamales, mezcal, chocolate caliente y pan de muertos, un pan especial que se hace solo para esta festividad. En Oaxaca, la tradición es colocar un carita en la masa del pan. A medida que el pan se hornea, la masa se infla alrededor y se va viendo como la cara de una mujer rodeada de un voluminoso vestido y un velo de pan. En algunos pueblos el pan se deja simple. En otros le agregan lujosas escarchas decorativas sobre la “vestimenta” para que parezca como un bordado muy elaborado.

 

En pocos pueblos, las familias realizan una vigilia de toda la noche en el cementerio. Las velas iluminan la noche, y el olor al cempasúchil es el guía de los muertos que les indica donde pueden encontrar la comida, bebida y a sus seres queridos. El hermoso resplandor de las velas encendidas en el cielo nocturno, el olor del cempasúchil, el calido sabor del mezcal, el animado ritmo de la música deleitada por las bandas y hasta DJs llenan todos los sentidos. Los miembros de las familias pasan el tiempo alrededor de las tumbas, contando historias, leyendo en voz alta, cantando, bailando y jugando en la presencia de sus difuntos.

 

Después de 24 horas de visita las almas de los difuntos son llamados, y a menudo escoltados de regreso al panteón donde descansan en paz hasta que el poder del Día de Muertos les permita regresar el próximo año. Y las familias de los difuntos regresan a su propio mundo con una apreciación más profunda de la vida.

 

Links para mayor información del Día de Muertos:

 

landscape image of mural